Celebración de nuestra Patrona, Santa Teresa de Jesús

Celebración de nuestra Patrona, Santa Teresa de Jesús

El pasado viernes tuvo la tradicional cena del Colegio, y el sábado una misa en la que la junta directiva hizo una ofrenda a Santa Teresa de Jesús.

La presidenta del Colegio, Natalia Bueno, subrayó la necesidad de reunir a todos los sectores sociales implicados en la vivienda y a las Administraciones con el objetivo de conseguir suelo a un precio asequible para que se pueda dar respuesta a la demanda actual de la clase media.

En cuanto a la próxima entrada en vigor de la regulación, destacó que “es un gran paso adelante para el sector inmobiliario y para los consumidores, ya que de esta forma estarán mejor defendidos sus derechos”.

El pasado viernes tuvo lugar la tradicional cena de celebración de la patrona de los Agentes de Propiedad Inmobiliaria, Santa teresa de Jesús. En este caso se llevó a cabo en el restaurante Andana, y reunió a un centenar de colegiados. Natalia Bueno, presidenta del Colegio y de la Asociación API Baleares, afirmó que “siempre es una alegría reunirnos por Santa Teresa, que fue escogida como patrona porque en sus manuscritos hizo mucha mención a contratos de arrendamiento y compraventa de inmuebles por la cantidad de conventos que fue fundando por toda España. Por ello, hace ya más de 70 años que los Apis la escogimos y la verdad es que nos sentimos muy orgullosos de tener a esta personalidad histórica como patrona”. En la celebración se dio la bienvenida a nuevos colegiados y asociados y se reconoció la trayectoria de diferentes agentes.

Natalia Bueno explicó que “el sector inmobiliario está ahora en un momento en el que tras la cúspide a la que llegamos después del inicio del fin del confinamiento, cuando parecía que todo el mundo quería comprar casas con espacios exteriores y mudarse a poblaciones más pequeñas para ganar en calidad de vida, en un momento con mucha gente con teletrabajo que podía trabajar desde cualquier sitio de España, está tocando techo”. Entre otras cosas, subraya, “porque todas esas familias que tenían bien madurada esa idea de cambiar de vivienda ya lo han hecho”.

Por otra parte, la presidenta del Colegio afirmó en cuanto al momento actual del sector que “tenemos preocupación por la subida del Euribor, que hace que haya mucha menos gente que pueda acceder a un préstamo hipotecario de la cantidad que sería deseable. Ahora tenemos el anuncio positivo del Govern balear de hace pocos días de que avalará con un 20% a la compra de la primera vivienda hasta 270.000 euros. Veremos cómo se materializa esto en Ley y cómo se irá desarrollando, pero es una noticia positiva, aunque cabe recordar que no es lo mismo comprar una vivienda en Mallorca que hacerlo en Ibiza, Menorca y Formentera. En Menorca más o menos el 50% de los inmuebles estarían por debajo de la franja de estos 270.000 euros, pero en cambio en Ibiza apenas llegan una veintena y en Formentera solo hay dos o tres inmuebles a ese precio, mientras que en Mallorca podríamos decir que 1 de cada 7 en la ciudad de Palma llegan a ese precio todo. Como prácticamente no hay vivienda nueva, o la poca que se hace va destinada al mercado extranjero y de lujo, se concentra toda la demanda en la vivienda de segunda mano y el pode adquisitivo de la clase media es hasta unos 350.000 o 400.000 euros como mucho. Todo este producto de viviendas espaciosas con terrazas, plazas de parking o casas de pueblo con espacios exteriores que estén a punto para entrar a vivir hasta ese precio se están agotando,  así que nos encontraremos que sí que hay una demanda que está latente y que te está pidiendo ese tipo de viviendas pero no tenemos el producto que ofrecerles, por lo que sería muy conveniente sentarnos todos los sectores sociales implicados en la vivienda y sobre todo las Administraciones con el objetivo de conseguir suelo a un precio asequible para que los promotores puedan dar respuesta a toda esa demanda de clases medias”.

Finalmente, en cuanto a la regulación del sector, Natalia Bueno dijo que “si no surge ningún impedimento entrará en vigor antes de las próximas elecciones autonómicas, y va a significar que todos los agentes inmobiliarios que reúnan los requisitos necesarios de formación -sobre todo contar con un local de cara al público o un domicilio al que el consumidor pueda ir, tener un seguro de responsabilidad civil y otro de caución que garantice las cantidades que recibe a cuenta de terceros- podrán incorporarse en el registro de agentes inmobiliarios, que se va a llamar Roaiib (Registro Oficial de Agentes Inmobiliarios de las Islas Baleares). Es importante que llegue a toda la sociedad balear que todo agente inmobiliario que pertenezca a este registro, que tenga por tanto un número de registro, querrá decir que cumple con los requisitos que dice la Ley y el consumidor podrá estar tranquilo que este agente le ofrecerá unos servicios de calidad y excelencia en su transacción o asesoramiento inmobiliario”.

Sign In API Baleares

Account details will be confirmed via email.

Reset Your Password